La psiquiatra Marie-France Hirigoyen habla de su nuevo libro editado por PAIDOS

Hirigoyen alerta en "Abuso de debilidad" sobre la manipulación de los débiles
Gentileza EPA European Pressphoto Agency
Barcelona (Espa√Īa), 22 sep (EFE).- La psiquiatra francesa Marie-France Hirigoyen alerta sobre la fina l√≠nea roja que separa la influencia de la manipulaci√≥n en personas vulnerables, ya que "hay actos -explica- que pueden no ser jur√≠dicamente sancionables, pero s√≠ parecernos moralmente discutibles".
"La dificultad radica en que esa barrera moral no es la misma para todo el mundo", a√Īade Hirigoyen durante una entrevista con Efe con motivo de la publicaci√≥n en espa√Īol de su ensayo "Abuso de debilidad", editado por Paid√≥s.
Por este motivo, la psiquiatra, asesora de la justicia francesa en el "caso Bettencourt", apoya la Ley de su pa√≠s, dirigida a discapacitados, personas mayores, ni√Īos y dependientes psicol√≥gicos, por la que una persona puede ser penalmente sancionada por "abuso de debilidad", y aboga porque en Espa√Īa se ampl√≠e la ley que ahora ampara solo a la tercera edad.
Artífice del éxito de ventas "El acoso moral", traducido a 24 idiomas, Hirigoyen desgrana en su nuevo ensayo diferentes tipos de abuso de debilidad en las relaciones de pareja, en la manipulación de los hijos durante un divorcio o en las personas mayores, y pone claros ejemplos de manipulaciones que sobrepasan la fina línea de la influencia.
Especialista en terapias de acoso moral y psicol√≥gico, Hirigoyen aboga por la obligaci√≥n del Estado de proteger a los seres humanos en las etapas m√°s vulnerables de su vida y asegura que una ley, aunque sea de dif√≠cil aplicaci√≥n, siempre es √ļtil si tiene consecuencias penales.
La ley francesa sobre el "abuso de debilidad", inexistente en Espa√Īa, tiene en cuenta la vulnerabilidad de la v√≠ctima, el conocimiento de esa debilidad por parte del imputado y el grave perjuicio causado, a la hora de aplicar sanciones.
Hirigoyen dedica un cap√≠tulo de su ensayo a los ni√Īos manipulados por sus padres en momentos de divorcio "que aumenta desde que los hombres pueden acceder a su custodia" y aboga porque este delito est√© penado y porque la justicia act√ļe pronto, para no dejarlos en situaci√≥n de indefensi√≥n.
"Los ni√Īos tienen el derecho de amar a sus padres por igual, para que no se conviertan en el futuro en unos manipuladores como reflejo de la actitud de sus mayores y mi opini√≥n es que el juez no les tiene que preguntar a ellos con quien quieren vivir, sino decidir en funci√≥n de la situaci√≥n", argumenta Hirigoyen.
Sobre el ejemplo de un anciano con sus facultades l√ļcidas que decida tener una pareja joven y colmarla de regalos pese al rechazo de sus hijos, Hirigoyen asegura que hay que respetar la libertad de cada cual "por encima del estado de shock que envuelva a su familia" y que nadie debe decidir por √©l.
"Habr√≠a que analizar si hay un timo afectivo y el amor de la jovencita es fingido, si el importe del dinero es perjudicial para la persona, en funci√≥n de su patrimonio, pero si la persona est√° l√ļcida, nadie puede decidir por √©l", subraya.
"Yo no tengo la respuesta, pero planteo este asunto en mi libro para que la gente reflexione al respecto, para que analice si es más importante la libertad o la manipulación", advierte la psiquiatra.
Sobre los supuestos chantajes sentimentales que adoptan, a veces, los más débiles, Hirigoyen matiza que "en este caso no se trata de un abuso de debilidad contra el fuerte, sino de una manipulación y un chantaje afectivo".
Hirigoyen asegura que las descripciones de manipuladores que aparecen en su libro pretenden abrir los ojos a las personas para que desarrollen un instinto especial frente a las trampas de estos sujetos.
La psiquiatra define a las personas manipuladoras como "megalómanas, seductoras, con una gran capacidad de mentir y manipular el lenguaje, maestras en eufemismos y en las medias verdades" y asegura que existen por igual en ambos sexos.
"Constato que en la actual sociedad hay muchas menos coacciones que en el pasado y que somos más libres, pero estamos más manipulados y compruebo que las mujeres actuales están mucho más liberadas, pero que son mucho más sumisas psicológicamente y mucho más frágiles", advierte Hirigoyen.
Nana de Juan
© EFE 2012

Comentarios

Entradas populares