Novedades Editoriales Octubre 2013: EDHASA

CUENTOS SELECTOS
Aldous Huxley
Traductor: Matías Serra
A veces la sombra de una novela, o de un puñado de libros, ensombrece la figura de un autor. Este sería el caso de Aldous Huxley, que desde hace décadas es aquel que escribió Un mundo feliz, y también Nueva visita a un mundo feliz, El genio y la diosa y Las puertas de percepción. No está en discusión la fama que esos títulos merecen, sino la forma en que relegaron otros textos virtuosos. Al menos en castellano.
Hace apenas unos años que se editó una hermosa compilación de sus ensayos en esta misma colección: Si mi biblioteca ardiera esta noche. Ahora llega el turno de los relatos, un género que le permitió a Huxley explotar sus talentos y obsesiones (la educación artística, los viajes, el extrañamiento ante lo cotidiano), sin ingenuidad ni grandilocuencia, con una prosa que pinta una situación y siempre deja latente un misterio, un resto que nos cautiva y retiene y nos convierte en  dóciles prisioneros de la ficción.
Seleccionados, traducidos y prologados por Matías Serra Bradford estos Cuentos selectos son una ventana nueva que revelan pasajes injustamente no visitados de un gran autor de siempre.
Aldous Huxley (1894-1963), procedente de una familia de tradición intelectual, se formó en Eton y Oxford. Después de unas primeras novelas predominantemente satíricas, el éxito y la atención de la crítica más rigurosa le llegó con Contrapunto (1928), ambiciosa e inteligente novela que constituye uno de los retratos más agudos y completos del esnobismo intelectual de entreguerras. Su siguiente novela, Un mundo feliz (1932), es quizá su obra más famosa y sin duda la más inquietante. Pasó un tiempo escribiendo guiones cinematográficos en Hollywood, hasta que volvió a situarse en primera línea con las novelas El genio y la diosa (1945), El tiempo debe detenerse (1948), Mono y esencia (1949) y La isla (1962) y los polémicos ensayos Eminencia gris (1941), La filosofía perenne (1946), Las puertas de la percepción (1954) y Nueva visita a un mundo feliz (1958).


VIAJE AL FIN DE LA NOCHE
Louis-Ferdinand Celine
Traductor: Carlos Manzano
Viaje al fin de la noche (1932) consagró a Louis-Ferdinand Céline (1884-1961) internacionalmente como un autor genial, a pesar de las reacciones que su identidad políticamente incorrecta (pronazi y antisemita) provocó en el mundo entero. Lo cierto es que no existe polémica acerca de su talento y que es uno de los autores que más ha influido, sobre todo a través de la generación beat, en las nuevas promociones de escritores.
Ferdinand Bardamu, el protagonista de Viaje al fin de la noche, es un héroe desilusionado y castigado que vive experiencias extremas, siempre al borde del abismo: herido en la Primera Guerra mundial, enamorado de una prostituta sin futuro, víctima de un trabajo embrutecedor en las colonias francesas en África, perseguidor del “sueño americano” –que no se parece al del publicitado mito– y de nuevo de regreso en Francia como médico rural de campesinos miserables.
La prosa amarga y quebradiza de Céline, su característico ritmo acelerado, el lirismo salvaje y descarnado con que construyó sus personajes o la altiva mueca con que contempló la existencia le convierten en un autor de inusitada vigencia. Viaje al fin de la noche es una historia capaz de llegar a lo más hondo del corazón humano. Una gran novela que contiene muchas claves para entender la literatura europea y latinoamericana.
"Tal vez Céline sea el único que permanezca de todos nosotros"
Sartre (1946)
"Viaje al fin de la noche es una obra de arte criminal"
Paul Valery
"Céline ha creado un instrumento nuevo: una escritura tan viva como la palabra" Simone de Beauvoir
"Si realmente Céline pensara lo que ha escrito se suicidaría."
Jean Giono
"No es la realidad lo que Céline recrea, sino las alucinaciones que esa realidad provoca."
Andre Gide
Louis-Ferdinand Céline (Louis-Ferdinand Destouches, 1894-1961), personaje denostado por su antisemitismo y filonazismo, se dio a conocer con esta novela, publicada originalmente en 1932, con la que sorprendió por su lenguaje violentamente satírico, rupturista e incluso obsceno. Ni su siguiente obra, Muerte a crédito, ni sus novelas más autobiográficas y nihilistas como Norte, De un castillo a otro o la póstuma Rigodón alcanzaron la misma fuerza y poder de seducción.


ORLANDO
Virginia Woolf
Traductor: Jorge Luis Borges
Singular biografía, la de Orlando se desarrolla entre la era isabelina y el siglo XX, y además, a mitad de camino, cambia el sexo de su protagonista. Sólo una agilidad narrativa como la de Woolf podía trenzar un juego literario semejante, y sólo un autor como Borges estaba en condiciones de verterla a nuestra lengua.
Orlando sigue siendo como una de las mejores novelas de Virginia Woolf debido a su modernidad y a la presencia de todos los temas básicos de la obra de la autora inglesa: la condición de la mujer, el paso del tiempo y la recreación literaria de la realidad.

Adeline Virginia Woolf (Stephen de soltera; Londres, 25 de enero de 1882 – Lewes, Sussex, 28 de marzo de 1941)  es sin duda una de las novelistas británicas más influyentes del siglo xx, tanto por la novedad de los temas que aborda en sus obras como por la composición formal de las mismas. Fundadora con su marido Leonard Woolf de la editorial Hogarth Press, donde publicarían a Rilke, Svevo o Freud, entre otros, no tardó en convertirse en uno de los nombres más sobresalientes del llamado “Grupo de Bloomsbury” (Roger Fry, John M. Keynes, Vanessa Stephen, E. M. Foster...) Después de dedicarse por un tiempo a la crítica literaria, en 1915 inició una carrera como narradora marcada por la voluntad de liberar la prosa inglesa del realismo y la uniformidad en que se había estancado, al tiempo que investigaba en el terreno de la teoría literaria y de la condición de la mujer. Sus novelas El cuarto de Jacob (1922), La señora Dalloway (1925), Al faro (1927), Orlando (1928) y Las olas (1931) ocupan un lugar destacado en la historia de la literatura universal y su conferencia Una habitación propia (1929) es un referente ineludible del pensamiento feminista.

Comentarios