Novedades Editoriales Diciembre 2013: ALFAGUARA (Grupo PRISA)

EL FRANCOTIRADOR PACIENTE
Arturo Pérez-Reverte

La ciudad es un campo de batalla. Un artista callejero lanza desafíos como si fueran bombas. El único arte posible es un ajuste de cuentas.

“El Destino es un cazador paciente. Ciertas casualidades están escritas de antemano, como francotiradores agazapados con un ojo en el visor y un dedo en el gatillo, esperando el momento idóneo. Y aquél, sin duda, lo era. Uno de tantos falsos azares planeados por ese Destino retorcido, irónico, aficionado a las bromas pesadas.”

Un encargo editorial pone a Alejandra Varela, especialista en arte urbano, tras la pista de Sniper, un reconocido artista del grafiti, promotor de acciones callejeras al límite de la legalidad —algunas de ellas con resultados fatales— del que casi nadie ha visto jamás el rostro ni conoce el paradero. La búsqueda conducirá a la protagonista de Madrid a Lisboa, y de ahí a Verona y Nápoles en su intento por descifrar cuál es el objetivo al que apunta la mira mortal del cazador solitario.
El francotirador paciente es un thriller que apasiona, un formidable duelo de inteligencias, un juego al límite entre perseguidor y presa. Porque el tiempo no es lo más importante cuando quedan cuentas pendientes.
Arturo Pérez-Reverte fue reportero de guerra durante veintiún años y es autor, entre otras novelas, de El húsar, El maestro de esgrima, La tabla de Flandes, El club Dumas, Territorio Comanche, La piel del tambor, La carta esférica, La Reina del Sur, El pintor de batallas, Un día de cólera, El asedio y El tango de la Guardia Vieja; y de la ya legendaria serie histórica Las aventuras del capitán Alatriste. Es miembro de la Real Academia Española.


¿LO LEÍSTE?
Silvia Hopenhayn

 “Un libro que proviene de lecturas de otros libros en busca de lectores que encuentren su propio libro queriendo compartir lo leído.”

La lectura es una pasión que a menudo despierta otra: la de recomendar. Los frutos de esas dos tareas complementarias y felices se recogen en estos artículos que Silvia Hopenhayn ha publicado a lo largo de varios años en torno a libros de todo tipo: famosos y de largo recorrido así como poco difundidos y recién descubiertos.
La selección de obras obedece al “juego del amor y del azar” -como pregona Marivaux-: el amor por algunos autores, el azar de ciertas publicaciones: están los escritores argentinos -Gambaro, Puig, Aira, Bioy, Bellessi, Cohen o Borges-, los hispanoamericanos -Eltit, Rulfo, Vargas Llosa o Bolaño-; o los de otras lenguas -Coetzee, DeLillo, Nabokov, Pennac o Calvino-, y también algunos textos específicos sobre fantasmas y monstruosidades.
Hopenhayn se zambulle en librerías y bibliotecas en busca de peces dorados y nos entrega sus hallazgos, en la convicción de que la intimidad de la lectura es una experiencia más intensa y gozosa cuando se la puede compartir.
Silvia Hopenhayn (1966) es escritora y periodista cultural. Dirigió el suplemento El Cronista Cultural; fue columnista de libros en radio Municipal, en la Rock & Pop y en Radio Nacional; condujo en televisión los programas literarios “El fantasma”, “La crítica”, “La lengua suelta”, “Biografías fantásticas”, “La página en blanco”, “Policiales de colección”, “Mujeres x Hombres” y “Hombres x Mujeres”, por los que recibió los premios Julio Cortázar de la Cámara Argentina del Libro, Konex de Oro, ATVC y FundTV. Fue corresponsal para Televisión Española del programa “Los libros” e integró el Jurado del Premio Alfaguara de Novela. Es coautora de los libros de ficción Cuentos reales (2004) y La espina infinitesimal (2006), y autora de la novela Elecciones primarias (Alfaguara, 2011) y los libros de conversaciones con escritores La ficción y sus hacedores y Ficciones en democracia. Tradujo, entre otros autores, a Gérard de Nerval y Jean Cocteau. Actualmente, es Jurado del Programa Sur para la traducción; escribe una columna semanal, “Libros en agenda”, en el diario La Nación; realiza el ciclo “En busca de un personaje” en la Casa de la Cultura (FNA) y el taller de lectura “Clásicos no tan clásicos”.


CARTAS EXTRAORDINARIAS
María Negroni
Ilustraciones de Fidel Sclavo
Como un regreso y un reconocimiento a las obras y autores que formaron la biblioteca de nuestra infancia y adolescencia, María Negroni escribió este conjunto de “cartas extraordinarias” que iluminan el mundo en que vivieron y crearon Louisa May Alcott, Emilio Salgari, Charles Dickens, Mark Twain, Jack London y tantos otros grandes escritores del siglo XIX, cuyas narraciones serán siempre el corazón de nuestro ADN literario.
Se trata de cartas cuidadosamente apócrifas, a veces improbables, o imposibles por anacrónicas, a veces incluso dirigidas a personajes de ficción que, sin ignorar las circunstancias biográficas, históricas y sociales de los corresponsales, emprenden, casi con saña, una empedernida reflexión en torno a los costos y peligros de la actividad literaria.  Los bellísimos y delicados collages de Fidel Sclavo funcionan, en cada caso, a modo de preciso y sugestivo comentario.
Homenaje, arte poética y gozo se unen en este libro único, exquisito y feliz, en el que textos e imágenes componen una correspondencia milagrosa.
María Negroni (Rosario, Argentina) es poeta, ensayista y narradora. Hizo su doctorado en Letras en la Universidad de Nueva York, ciudad donde residió veinte años. Ha escrito dos novelas, El sueño de Úrsula y La Anunciación, y numerosos libros de poesía, entre ellos Islandia, El viaje de la noche, Arte y fuga, La boca del infierno, Cantar la nada y Elegía Joseph Cornell. Publicó también varios libros de ensayos: Ciudad gótica, Museo negro, El testigo lúcido, Galería fantástica (Premio Internacional de Ensayo Siglo XXI Editores) y Pequeño mundo ilustrado. Su obra ha sido traducida al inglés, francés, italiano y sueco. En la actualidad, dirige la Maestría en Escritura Creativa en la Universidad Nacional de Tres de Febrero.
Fidel Sclavo (Tacuarembó, Uruguay) es artista plástico y diseñador. Estudió con Milton Glaser en la School of Visual Arts de Nueva York. Ha ilustrado para diversas publicaciones de Uruguay, Argentina, España y Estados Unidos, y tiene varios libros-álbum publicados: Los amigos imaginarios, Servilletas de papel, Historias que quedan en nada. Desde hace ocho años vive y trabaja en Buenos Aires.


JAIME SALINAS. EL OFICIO DE EDITOR
Una conversación con Juan Cruz
El libro que inaugura la celebración de los 50 años de Alfaguara
Esta larga conversación se produjo en el otoño de 1996. En ese momento Jaime Salinas escribía sus memorias y Juan Cruz era director de Alfaguara, la editorial que el propio Salinas había convertido en uno de los catálogos literarios más prestigiosos de la lengua española algunos años atrás.
Salinas abrió para Alfaguara las literaturas del mundo y le dio una impronta a su colección. Enric Satué tradujo esa ambición de coherencia en el diseño de una inolvidable colección morada y gris, meramente tipográfica, que es una de las más importantes contribuciones al diseño editorial español.
Juan Cruz sumó a esa Alfaguara internacional de Jaime Salinas una apuesta por la literatura en español y por América Latina, buscando generar caminos de ida y vuelta para los libros publicados a ambos lados del Atlántico, como una suerte de puente imaginario que uniera las orillas.
El sello Alfaguara cumplirá 50 años en 2014. Para empezar a celebrarlo quisimos recuperar este libro que, por una suma de azares, nunca llegó a ser tal hasta hoy.
Un homenaje a Jaime Salinas, el motor inicial de esta historia editorial y, a través de él, al oficio de editar y vender libros. Porque el problema de la edición, por muchos cambios que experimente, sigue siendo el mismo: poner un libro en manos de un lector. Esta conversación es un testimonio vivo de ello.
Pilar Reyes  Directora Editorial, Alfaguara

Jaime Salinas (Maison-Carrée, Argelia, 1925 - Islandia, 2011) era hijo del poeta Pedro Salinas. Tras pasar los primeros años de su vida en España, en 1937 viajó con su familia a Estados Unidos donde residió hasta 1954. Graduado en la Universidad Johns Hopkins, a su vuelta a Europa se estableció en París, donde quiso desarrollar estudios de cinematografía. Sin embargo, una estancia temporal en España, que el azar convirtió en permanente, marca el comienzo de su actividad en el ámbito editorial en la que se destacan su paso por editoriales tan prestigiosas como Seix Barral, Alianza Editorial (que cofundó en 1966), Alfaguara y Aguilar. Su labor al frente de estos proyectos, interrumpido durante algunos años para ocupar el cargo de director general del Libro y Bibliotecas (1982-1985), lo convirtió en uno de los editores más innovadores de la España moderna. En Alfaguara impulsó iniciativas editoriales de gran relevancia como la creación de una colección de clásicos considerada referente indispensable y la difusión de autores de la talla de Thomas Bernhard, Günter Grass o Michael Ende. Tras su jubilación en 1990 se estableció en Islandia. Allí escribió sus memorias, tituladas Travesías (2002).
Juan Cruz Ruiz (Puerto de la Cruz, Tenerife, 1948) es licenciado en Periodismo e Historia por la Universidad de la Laguna. Ha desarrollado una extensa labor como periodista en el diario El País, en el que trabaja desde su fundación en 1976. De 1992 a 1998 dirigió la editorial Alfaguara y posteriormente fue director de la Oficina del Autor. Su dilatada trayectoria literaria se manifiesta en obras como Crónica de la nada hecha pedazos, Cuchillo de arena, Retrato de humo, El sueño de Oslo, La foto de los suecos, Serena, La edad de la memoria, El territorio de la memoria, La playa del horizonte, Retrato de un hombre desnudo, Ojalá octubre y Muchas veces me pediste que te contara esos años. Su labor como editor ha quedado plasmada en Egos revueltos (XXII Premio Comillas, Editorial Tusquets) y Especies en extinción. En el año 2000 fue Premio Canarias de Literatura. También ha obtenido los premios Benito Pérez Armas, Azorín de novela y Nacional de Periodismo Cultural.



Comentarios