Novedad Editorial Septiembre 2014: PLANETA - No Ficción

APUNTES PARA UNA POLÍTICA EXTERIOR POST KIRCHNERISTA
Andrés Cisneros
Ensayo – Política Argentina
• A partir de 2015, ¿qué habrá que conservar, qué habrá que cambiar?
• ¿Qué hacer con los vecinos, con Brasil, con China y con Estados Unidos?
• Antiimperialismo militante o relaciones carnales: ¿Nos convienen los extremos?
• ¿Brasil, socio o patrón? ¿Vamos juntos en Antártida y Malvinas?
• ¿Podemos sacar al Mercosur de la catalepsia?
• Pekín nos compra soja, pero invierte en los vecinos, no en la Argentina.
• ¿Tenemos acuerdos internos, entre los argentinos, que nos hagan creíbles ante los demás, ante el mundo?
• ¿Contamos con una clase dirigente capaz de generar políticas de Estado que no cambien, aunque cambien los gobernantes?
Este libro explora estas cuestiones.

La mediocridad que se va consolidando en la Argentina recibe un duro castigo con esta obra de Andrés Cisneros. Decisivos instantes a menudo son puestos en evidencia con citas memorables, relucientes como joyas.
Marcos Aguinis
Fuerte y claro al elegir como título “Integración o lucha de clases”, y al ligar de manera indisoluble la integración externa con la democracia interior como dos procesos que marchan en paralelo, este ensayo ensambla, como pocos, nuestra relación con el mundo con la relación que somos capaces de sostener entre nosotros.
Julio Bárbaro
Cuando la política exterior se pone al servicio de la política interna, desaparece como tal, y el país paga los costos de medidas que ya no están calibradas pensando en el interés nacional de largo plazo, sino en el interés electoral inmediato de los políticos. Y cuando este virus se propaga, contagia a todos los partidos con posibilidades presidenciales.
Carlos Escudé
Cisneros plantea que, además de señalar que Argentina debe retomar con ímpetu y perseverancia la idea del ABC, en el país deben darse al mismo tiempo políticas hacia los Estados Unidos y China, sin que ello implique optar por uno u otro, en una moderna versión de la “tercera posición” propuesta por el líder del justicialismo a mediados de los años cuarenta.
Rosendo Fraga

Aunque Cisneros se proclama seguidor de Perón, como lo podrían hacer los Kirchner en esta suerte de legados yacentes de los que presumen muchos argentinos, resulta notable la diferencia entre alguien del pensamiento y la investigación ante aquellos que, por resentimiento, orgullo y levedad intelectual, se han distraído en la reyerta, la pelea y la disgregación.
Roberto García
Hace ya mucho que la Argentina reclamaba una reflexión de este alcance y de esta hondura. Traza, por un lado, un camino que, de ser tomado en cuenta, permitirá sustraer la política exterior argentina a la desorientación y el desacierto que hoy la estancan. Por otro y en consecuencia, infunde un aliento esperanzador a una sociedad ávida de soluciones al diseñar la tarea que aguarda al país a partir del año 2015 y que ya es necesario emprender.
Santiago Kovadloff
Lo que van a leer son, me atrevo a decirlo sin comprometer al autor, los andamios de un programa para ejecutar desde el Palacio San Martín. Nada más. Nada menos.
 Vicente Massot
Es un privilegio ser parte, con estas reflexiones, del libro del ex vicecanciller Andrés Cisneros, un referente ineludible para cualquier persona que desea pensar el futuro del país.
Iván Petrella

Andrés Cisneros es abogado, cursó la carrera de Ciencia Política y se encuentra preparando su tesis doctoral sobre los conflictos de Antártida y Malvinas. Ha sido dirigente estudiantil universitario y, entre 1991 y 2000, Jefe de asesores, Jefe de Gabinete, secretario general y vicecanciller durante la gestión de Guido Di Tella en el Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto de la Argentina. Le correspondió también la responsabilidad institucional de la creación de la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE), de la cual fue vicepresidente de 1991 a 1999, hasta dejar el gobierno.
En tales funciones colaboró con el ministro en el diseño y la aplicación de la política exterior de ese período, así como de negociaciones puntuales en numerosos temas: Mercosur, Malvinas, solución definitiva de los problemas de límites con Chile, cambio de la visión de los países vecinos como hipótesis de conflicto a hipótesis de colaboración, afianzamiento de la alianza estratégica con Brasil, mejoramiento esencial de las relaciones con Estados Unidos, España, Israel y Gran Bretaña, y creciente fortalecimiento de intereses comunes con todos los países de la región, incluyendo la disminución de los presupuestos de guerra a los niveles más bajos de la historia de América del Sur. Con frecuencia ha manifestado tanto orgullo por el desarrollo de las políticas en cuya elaboración participó como del hecho de haber ayudado a la continuidad de las políticas positivas que habían sido iniciadas por otros funcionarios en gobiernos anteriores. Es profesor universitario en materia de relaciones internacionales, ejerció varios años el periodismo y publica habitualmente en la mayoría de la prensa especializada y de público en general del país y del exterior. Es permanentemente consultado por la mayoría de los medios de comunicación pública. Ha dictado decenas de conferencias y fue co-director, con Carlos Escudé, de Historia general de las Relaciones Exteriores de la República Argentina , en quince tomos, y coautor, con el embajador Carlos Piñeiro Iñíguez, de Del ABC al Mercosur: la integración latinoamericana en la teoría y la praxis del peronismo.

Comentarios