Novedad Editorial Septiembre 2014: CABALLO NEGRO EDITORA - Poesía

¡SÍ!
Simon Vinkenoog
Traducción: Julio Grande y Micaela van Muylem
Poesía – Holanda
Algunos libros arriman el enigma: ¿quién habla?
Como una voz desde el surco –tal el hermoso título de uno de los poemas de este libro–, perdida en las frecuencias de una longitud de onda extraña, una radio emite la voz de su estática: sonidos, arrastres, palabras. Inmixión de lo otro en la propia sangre.

“soy un extraño en mi sangre”: “revelo imágenes en la oscuridad”

“desvarío para los mudos en mi voz”: “Yo, sombra”.

Poeta y performer, pionero de la experiencia psicodélica holandesa, fundador del Centro para la Magia en Amsterdam y de la seminal antología experimental Aatonal, outsider literario llevado a juicio –y encarcelado en 1964–, amigo, interlocutor y traductor de Allen Ginsberg, William Burroughs, Alexander Trocchi y Timothy Leary, entre otros,  Simon Vinkenoog moduló su experiencia en los intervalos internos a los dialectos del soplo. “Traducime. abrime”, escribe y es en esa invitación donde este libro juega su invención, su apuesta: traducción y transducción (“proceso por el que se introduce material genético exógeno utilizando un virus como vector”): inocularse a la lectura como potencia y posibilidad de que las poblaciones eclosivas de una voz continúen, aún, su transcurso.
Mauro Césari

Simon Vinkenoog: Nació en Ámsterdam en 1928. Prolífico poeta y performer, Toda su
obra está reunida en la antología anotada Vinkenoog Verzameld, gedichten 1948-2008. Ed. Nijgh & Van Ditmar Amsterdam, 2008 (de la cual se seleccionaron los poemas de Ja!, y los de nuestra antología).
Trabajó en la Editorial holandesa Querido. A los 21 años fundó la revista literaria Blurb.
En 2004 fue elegido "Poeta de la Patria" de los Paises Bajos, una función honorífica que el estado le otorga a un poeta en reconocimiento de su trayectoria.
Debido a la pasión y el entusiasmo con que hablaba de sexo, drogas y rock n' roll se lo consideró una personificación de la generación hippie. En las elecciones parlamentarias de 2006 fue candidato del partido Groen Vrij!, que promovía la legalización del cannabis. No logró el escaño pero se ganó el apodo de "embajador de la marihuana".

Murió en julio de 2009 en Ámsterdam, poco antes de cumplir 81 años.

Comentarios