lunes, 8 de septiembre de 2014

Novedad Editorial Septiembre 2014: TEXTOS INTRUSOS - Ficción

LA COMPAÑÍA DE LOS HOMBRES
Mariano Díaz Barbosa
Narrativa Argentina - Relatos
"...la presencia del otro es necesaria para nuestra propia autoconciencia: somos conscientes de nosotros mismos en la medida en que el otro nos valora, cuenta con nosotros, nos quiere o nos odia. En “La compañía de los hombres”, el protagonista se siente acosado por la mirada de una niña que ni siquiera habla y que ni siquiera sabemos si es real, pero de cuyos ojos no puede escapar. En todos los cuentos, de una u otra manera, el mirar y el ser mirado están presentes, y esa es casi la única manera de saber que somos algo."
Adriana Santa Cruz, Leedor.com

"El relato que nombra el libro se centra en la mirada y, a través de un conflicto psicológico, desnuda cuán complejas pueden ser las relaciones humanas. Claro está, nada sería posible sin la compañía de los hombres..."
Rubén Sacchi, Desmenuzarte.

"En todos los relatos flota una especie de enrarecimiento de la relación del Yo con lo Otro... Hay una dialéctica muy contradictoria, paradójica, en la relación que tenemos con los otros: no queremos que nos abandonen, pero tampoco soportamos que no respeten nuestra intimidad, o nuestros momentos de recogimiento." Desde esa tensión desarrolla Mariano Díaz Barbosa los cuentos que componen este libro. Historias donde la convivencia cotidiana con los otros se enrarece y lo fundamental queda latente. Los personajes de Mariano Díaz Barbosa oscilan entre el horror al aislamiento y la tragedia de vivir acompañados, mientras construyen cuento a cuento un relato único y tácito, que acecha detrás del esqueleto de historias disímiles. En el centro de todo, la muerte: ora absurda, ora siniestra; irónica o sombría.
Díaz Barbosa parece inscribirse en la corriente literaria que prefiere denunciar el carácter de artificio de sus procedimientos. Más, hacer de él la materia de su literatura. (…)
Podría decirse tal vez que lo fundamental del libro no está en las historias que narra, sino en los sedimentos que van dejando para una historia mayor, la de la historia que no se deja contar, que aparece constantemente difusa y latente, presionando desde una compulsión a decir aquello que es imposible. (…) una mirada fascinada de las cosas que vuelve la vida insoportable, porque lo que late en ellas es lo eterno, lo que no da descanso.
Leonardo Lovak, prólogo.
Mariano Díaz Barbosa introduce la idea de la crueldad, la crueldad adquirida a través del desarraigo; es un desarraigo de la lengua, porque nuestra identidad está ligada al lenguaje, y es también un desarraigo en la capacidad de decir, de definir y de precisar a través del idioma, del lenguaje. En cierto modo, el lenguaje no nos permite definir ni precisar nada; de eso se trata el lenguaje literario. Y de ahí surge la poesía en estos cuentos.
Eugenio Polisky.

Mariano Díaz Barbosa nació en 1982, vivió en Buenos Aires y en San Miguel de Tucumán. Pasó por la carrera de Filosofía de la UBA y estudió cine en el CIEVYC.
Ha escrito guiones para corto y mediometrajes, reseñas literarias para la revista Gramma, de la USAL, y publicó un artículo sobre Yukio Mishima en Intersecciones.psi, la revista digital de la Facultad de Psicología de la UBA.
Desde 2005 asiste al taller literario que dicta Liliana Díaz Mindurry.
En 2013 publicó el poemario Para que nada sea por Textos intrusos.




No hay comentarios: