miércoles, 15 de octubre de 2014

HOY 15/10: Presentación de libro/Novedad Editorial Octubre 2014: LA MUERTE DE IVÁN ILICH, PATRÓN y PEÓN y HADJI MURAT (EL HILO DE ARIADNA) en MALBA


Acaba de editarse un nuevo libro de la Biblioteca Personal del escritor John Maxwell Coetzee, una selección de clásicos de la literatura publicados por el sello El Hilo de Ariadna. La reciente novedad está integrada por La muerte de Iván Ilich, Patrón y Peón y Hadji Murat, tres obras fundamentales del escritor ruso Lev Tolstói.

LA MUERTE DE IVÁN ILICH
PATRÓN Y PEÓN
HADJI MURAT
Lev Tolstói
Traducción: Alejandro Ariel González
Novela Clásica
La muerte de Iván Ilich es una novela publicada por primera vez en 1886. El argumento gira en torno a Iván Ilich, un burócrata que empieza a cuestionarse las convicciones aristócratas con las que fue educado. La novela fue muy aclamada y ha sido considerada por muchos intelectuales de distintas épocas como una de las más grandes de toda la literatura rusa. Patrón y Peón es un relato en el que el autor desmenuza las diferentes maneras de actuar del patrón y del peón cuando deben ayudarse y unir sus fuerzas para sobrevivir. Por último, Hadji Murat fue escrito entre 1896 a 1904 y se publicó luego de la muerte de Tolstói, en el año 1912. El texto se centra en Hadji Murat, un militar del Cáucaso que lucha en contra de las tropas rusas que llevaban adelante la política expansionista del zar Nicolás I. La historia se desencadena cuando el protagonista entra en conflicto con el jefe de las tropas rebeldes y, por ese motivo, se pasa al bando ruso.
"La muerte de Iván Ilich… es una de las gemas más valiosas de la obra de Tolstói. Es un signo de interrogación tan negro y fuerte que brilla a través de los colores radiantes de la prédica con la cual Tolstói deseaba hacernos olvidar sus viejas dudas".
Lev Shestov
Iván Ilich produce este tipo de reacción por la impresión que da, a través del ritmo despiadado y la textura despojada de su prosa, de que a su autor lo impacientan las ficciones con las cuales habitualmente arropamos la vida a fin de hacerla soportable. La ficción, por ejemplo, de que cuando nos acercamos a la muerte podemos contar con el cuidado amoroso de nuestra familia, o la ficción de que la ciencia médica, la piedad divina o ambas asegurarán que nuestros últimos días no se conviertan en un torbellino de agonía y terror sin tregua.
De la Introducción
de J. M. Coetzee
(Premio Nobel de Literatura)

Lev Nikoláievich Tolstói (1828-1910), novelista de origen ruso, es uno de los más grandes escritores de Occidente y de la literatura mundial. Sus más famosas obras, Guerra y paz y Anna Karénina, se consideran la cúspide del realismo. Sus ideas sobre la "no violencia activa", expresadas en libros como El reino de Dios está en vosotros, tuvieron un profundo impacto en grandes personajes como Gandhi y Martin Luther King.
Tolstói nació en Yásnaya Poliana. Hijo de un propietario noble y de la acaudalada princesa María Volkonski, Tolstói viviría siempre escindido entre esos dos espacios simbólicos: la gran urbe y el campo. El primero representaba para él el deleite, el derroche y el lujo de quienes ambicionaban brillar en sociedad; mientras que el segundo, por el que sintió devoción, era el lugar del laborioso alumbramiento de sus preclaros sueños literarios. Aristócrata refinado y opulento, acabó por definirse paradójicamente como anarquista cristiano, lo que provocó el desconcierto entre los de su clase; creyente convencido de la verdad del Evangelio, mantuvo abiertos enfrentamientos con la Iglesia Ortodoxa y fue excomulgado; promotor de bienintencionadas reformas sociales, no obtuvo el reconocimiento ni la admiración de los radicales ni de los revolucionarios; héroe en la guerra de Crimea, enarboló después la bandera de la mansedumbre y la piedad como las más altas virtudes. Fue un pensador social responsable de haber creado una obra literaria inmensa en la que la epopeya y el lirismo se entreveran, y en la que la guerra y la paz de los pueblos cobran realidad en los lujosos salones y en los campos de batalla, en las ilusiones irreductibles y en los furiosos tormentos del acendrado corazón humano. Murió después de huir del estilo de vida aristocrático y haberse separado de su esposa. Tolstói había intentado renunciar a sus propiedades en favor de los pobres, aunque su familia y su esposa, Sofía Behrs, se lo impidieron.
Entre sus logros como autor, se cuentan Felicidad conyugal (1958), Los cosacos (1863), El padre Sergio (1989) y Resurrección (899). Lo enterraron en su casa en Yásnaya Poliana.

Este volumen se suma a los ya publicados El ayudante de Robert Walser, Madame Bovary de Gustave Flaubert, La letra escarlata de Nathaniel Hawthorne, La marquesa de O. y Michael Kohlhaas de Heinrich von Kleist, y Tres mujeres y Uniones de Robert Musil.
Al igual que los títulos anteriores, este nuevo libro cuenta con una introducción inédita realizada especialmente por John M. Coetzee para la colección.

John M. Coetzee es profesor de literatura, traductor, lingüista, crítico literario y, sin duda, uno de los escritores más importantes y más premiados de los últimos tiempos. Obtuvo el Premio Nobel de Literatura en 2003 y, en dos ocasiones, le fue concedido el Booker Prize, el premio más prestigioso de la literatura en lengua inglesa.

La Biblioteca Personal consta en total de doce clásicos de la literatura universal cuidadosamente seleccionados por el escritor. Los libros presentan una cuidada edición en formato cartoné y un diseño llamativo e innovador. Las pinturas de las tapas también fueron elegidas por Coetzee y pertenecen al pintor norteamericano Frederic Edwin Church. Las traducciones de las obras están a cargo de José Donoso, Pilar Serrano, Cristina Piña, Graciela Isnardi, Mariana Dimópulos, Ariel Magnus, Alejandro González y Juan José del Solar, y algunos títulos se editan por primera vez en castellano.

El sello editorial El hilo de Ariadna, dirigido por Leandro Pinkler y María Soledad Costantini, se despliega en la dimensión profunda de la experiencia espiritual en sus diversas expresiones: desde la huella eterna de las tradiciones primordiales hasta el testimonio de pensadores y artistas contemporáneos. La voluntad que anima este proyecto editorial parte del impulso que está en toda búsqueda humana auténtica: comprender el significado de nuestra existencia y abrirse a la fuente de vida de la que ha surgido el tesoro simbólico universal de la humanidad.

TÍTULOS DE PRÓXIMA APARICIÓN
WATT
Samuel Beckett

ROXANA
Daniel Defoe

EL BUEN SOLDADO
Ford Madox Ford

CUENTOS
Franz Kafka

LAS ESFERAS DEL MANDALA
Patrick White

ANTOLOGÍA DE POESÍA

OTROS TÍTULOS DE LA BIBLIOTECA PERSONAL DE J. M. COETZEE

LA LETRA ESCARLATA
Nathaniel Hawthorne
Con introducción inédita de J. M. Coetzee
En los anales del pueblo de Salem, en Massachusetts, está registrado que, en el año 1694, los magistrados aprobaron una ley que consideraba el adulterio un crimen y prescribía que, por el resto de sus vidas, la pareja culpable debía usar la letra mayúscula A cosida a sus ropas. La idea de escribir una historia sobre una mujer sentenciada a usar la marca de su crimen como estigma tenía un interés excepcional para Hawthorne. Si bien la historia de su familia lo calificaba como un eminente vecino de Nueva Inglaterra, él tenía motivos para considerarse un traidor a sus tradiciones. Con toda claridad, Hawthorne creía que la escritura de La letra escarlata era un acto de expiación, un acto pensado para reconocer la culpa heredada, y poner distancia entre él y sus antepasados puritanos.
De la Introducción
de J. M. Coetzee
(Premio Nobel de Literatura)


LA MARQUESA DE O.
MICHAEL KOHLHAAS
Heinrich von Kleist
Con introducción inédita de J. M. Coetzee
El narrador que cuenta la historia de la Marquesa sugiere oblicuamente que el autor del embarazo de la dama puede ser sobrenatural (el niño "cuyo origen, precisamente porque era más misterioso, también parecía ser más divino que el de las otras personas", palabras agregadas por Kleist cuando revisó el relato en 1810) y así, debajo del misterio banal de quién cometió el acto, puede surgir un misterio más hondo. Tras haber insinuado estas profundidades, Kleist cambia de rumbo. Pero, detrás de la solución feliz propuesta por la narración para el enigma de la paternidad del niño, el oscuro aire de inquietud de la Marquesa sugiere que el género cómico donde se encuentra inmersa puede no ser al que verdaderamente pertenece.
De la Introducción
de J. M. Coetzee
(Premio Nobel de Literatura)

TRES MUJERES
UNIONES
Robert Musil
Con introducción inédita de J. M. Coetzee
Nacido en los años declinantes del imperio de los Habsburgo, Robert Musil sirvió a su Majestad Imperial y Real en una sangrienta conflagración continental y encontró la muerte durante la guerra todavía peor que siguió. Mirando hacia atrás, llamaría a la época en la que vivió "una era maldita". Para Musil, el rasgo más obstinadamente retrógrado de la cultura alemana era su tendencia a separar el intelecto del sentimiento. Le parecía que la educación de los sentidos a través del refinamiento de la vida erótica entrañaba la promesa de elevar a la gente a un plano ético más alto. Deploraba los roles rígidos, que se extendían incluso al ámbito de la intimidad sexual, confirmados en su vigencia por las costumbres burguesas tanto de hombres como de mujeres. "Como consecuencia, se han perdido y sumergido regiones enteras del alma", escribió.
De la Introducción
de J. M. Coetzee
(Premio Nobel de Literatura)

MADAME BOVARY
Gustave Flaubert
Con introducción inédita de J. M. Coetzee
En su búsqueda de una sensación erótica todavía más intensa, en su amor por las ropas y las telas hermosas, Emma también es una esteta, aunque sea de tipo superficial. Lo que al principio fue concebido como la parodia de un caso testigo de las costumbres provincianas, creció en manos de Flaubert hasta convertirse en un concentrado proyecto de traer a primer plano el esfuerzo heroico que tiñe las pequeñas aventuras de Emma. A pesar del parecido en el trayecto de sus vidas, Emma no es hermana de Anna Karenina. Por el contrario, es una nieta lejana de Alonso Quijano, el héroe de la épica de la vida provinciana creado por Cervantes. Puede no haber fin para los sufrimientos de las hermanas de Emma en los pueblos de toda Francia, pero al menos, leyendo la historia de sus aventuras, también pueden soñar que son heroínas famosas.
De la Introducción
de J. M. Coetzee
(Premio Nobel de Literatura)

EL AYUDANTE
Robert Walser
Con introducción inédita de J. M. Coetzee
El rasgo constante de su carácter (de Joseph Marti) es lo más profundo y misterioso de él, lo que convierte a su costado innoble -su ceguera, su vanidad, su satisfacción consigo mismo- en algo irrelevante... Joseph no es religioso en ninguno de los sentidos habituales... pero es capaz de una profunda inmersión, casi animal, en la naturaleza y, a través de él, Walser puede expresar lo que constituye el corazón de este libro: la celebración de la maravilla de estar vivo.

De la Introducción
de J. M. Coetzee
(Premio Nobel de Literatura)


No hay comentarios: