Novedad Editorial Octubre 2014: EDHASA - Ficción

LA PUREZA DE LAS PALABRAS
Jenny Erpenbeck
Traductor: María Graciela Tellechea
Narrativa Contemporánea
“No he leído nada tan bueno – tan inquebrantable y vivo - durante mucho tiempo.”
Nicole Krauss
autora de La historia del amor
"Erpenbeck sobresale como una miniaturista, con una lengua tan afilada como un bisturí.”
The Guardian (Londres)
“Jenny Erpenbeck es la estrella ascendente de la literatura alemana contemporánea.”
Cosmopolitan (Londres)
Criada por una nodriza que le cuenta la leyenda de la Difunta Correa, con una madre distante y un padre idealizado, la niña que protagoniza La pureza de las palabras, crece en un pequeño mundo, protegido y en apariencia virtuoso. Sin embargo, la ciudad en la que vive es cada vez más oscura, desprovista de alegría. Las plazas están desiertas, algunas personas desaparecen. Es habitual escuchar disparos y llantas que  explotan.
A medida que la niña crece, la verdad que prefiere no ver aflora. Ese padre es en rigor un torturador, muy satisfecho de su tarea. Ese país donde vive está gobernado por una tenaz tiranía. ¿Cómo poner freno a la trama de secretos que la desborda y que en realidad no quiere descubrir? ¿Cómo seguir amando a ese padre, tan dulce y protector en su casa, tan cruel y sanguinario en su tarea policial?
Con una escritura lírica y precisa, Jenny Erpenbeck consigue un equilibrio que conjuga el horror y la belleza, donde lo silenciado cobra un vigor inigualable. Ambientada en un país imaginario, que a todas luces parece ser la Argentina de la Dictadura, La pureza de las palabras es una novela deslumbrante, un magistral ejercicio de estilo.
Jenny Erpenbeck

Nació en Berlín Oriental en 1967, donde actualmente reside. Trabaja como escritora y directora teatral. Su debut en prosa, en 1999, Historia de una niña vieja fue un éxito sensacional. El libro se tradujo a doce lenguas, entre ellas en español. En 2001 le siguió el volumen de cuentos Tand. Ambas obras fueron galardonadas con premios y becas. También escribió piezas teatrales y la novela Una casa en Brandemburgo (2011).


Comentarios