Novedad Editorial Noviembre 2014: EDHASA - Ficción

MÁS LIVIANO QUE EL AIRE
Federico Jeanmaire
Narrativa Actual - Argentina
Un exceso de confianza condenó al ladrón. O quizás, el ímpetu de la adolescencia. Tiene apenas catorce años, y la anciana a la que pretende robar mientras ingresa a su casa, noventa y tres. En principio, nada puede salir mal. Pero sale mal. Cuando el joven se quiere dar cuenta, está encerrado en el baño, con la anciana al otro lado de la puerta. Ahora tendrá que escuchar la historia de una vida que llega a su final, la memoria de una vida solitaria, como todas cuando la muerte acecha. Contra su deseo, será todo oído. Su voz no cuenta. A esa mujer le llegó la hora de hablar y ser escuchada. Empieza la función.  Hay para un buen rato. Los lectores, largamente agradecidos.
Para dejar las cosas claras: Más liviano que el aire es una proeza literaria. Con mano maestra Federico Jeanmaire construye un monólogo inolvidable. Desopilante y dramático, de una intensidad deslumbrante. Es una parábola magistral: un fracasado intento de robo le permite a una mujer redimir su vida, la de su madre y su padre, ajustar las cuentas. Podrá poner en palabras, de una vez y para siempre, su punto de vista, sus ideas, sus amores y desamores, lo trivial y lo capital. Eso que pica y pica en la cabeza y nunca nadie quiere escuchar entero. ¿No es el acoso el sueño que todos tenemos? Aquí se cumple. Y lo que es mejor: da forma a una novela genial, que sorprende hasta la última página.

Federico Jeanmaire: Nació en Baradero, provincia de Buenos Aires, en 1957. Es licenciado en Letras y ha sido profesor en la Universidad de Buenos Aires. Ha publicado numerosas novelas, entre ellas, Desatando casi los nudos, Miguel, Montevideo, Una virgen peronista, Papá, Países Bajos, La patria, Fernández mata a Fernández, Las madres no les decimos esas cosas a las hijas y La guerra civil.
Con Mitre (1998), obtuvo el Premio Especial Ricardo Rojas. En 2008, ganó el Premio Emecé con Vida interior y en 2009, el Premio Clarín de Novela con Más liviano que el aire.

Algunos de sus libros han sido traducidos al francés, al alemán y al portugués.



Comentarios