Novedad Editorial ENTROPÍA: Las crónicas de Vladimir Maiakovski sobre su viaje por América

MI DESCUBRIMIENTO DE AMÉRICA
Vladimir Maiakovski
Crónica
En 1925, ya consagrado de manera rotunda en la Unión Soviética, Vladimir Maiakovski realiza un cruce iniciático del Atlántico rumbo a América para estrechar lazos con el movimiento obrero local. De este lado del océano, el promotor del futurismo comienza a tomar apuntes y se transfigura de inmediato en sociólogo, analista político, cronista de costumbres y economista para, al fin y al cabo, volver a ser poeta y describir un continente como si fuese visto por primera vez.
Visita fugazmente Cuba, donde adivina “flamencos color del alba que montan guardia sobre un pie” mientras los policías “protegen a los estadounidenses” desde abajo de una sombrilla. Luego pasa por México y comprende que “cualquiera que derroque el poder con armas en la mano” es considerado un revolucionario en ese país; “y como en México cualquiera ha derrocado, está derrocando o quiere derrocar a algún poder, todos son revolucionarios”. Por último, llega a su destino final: las metrópolis industriales de los Estados Unidos desde donde se irradia la hegemonía del capital sobre todo el hemisferio: Nueva York, Detroit, Chicago. Ya sobre el final de la travesía, anota premonitorio: “Los Estados Unidos acumulan demasiada grasa. Pronto se convertirán en un país exclusivamente financiero, usurero”.
Ese tipo de revelaciones le dan forma a Mi descubrimiento de América: el registro lúcido, mordaz, implacable y deslumbrado que testimonia el viaje por tierras incógnitas de uno de los más grandes poetas del siglo XX.

Sobre el autor

Vladimir Maiakovski: (Baghdati, 1893 - Moscú, 1930). Poeta y dramaturgo, participó de la redacción del primer manifiesto futurista ruso y se erigió en una figura clave de las vanguardias estéticas de comienzos del siglo XX. Fue autor de numerosos libros de poesía como Yo mismo (1913), La flauta vertebral (1915), Misterio bufo (1918), 150.000.000 (1920) y Octubre (1927), y de las obras de teatro La chinche (1929) y la inconclusa Hablando a plena voz, entre otras.

Comentarios