HOY 15/09 en Córdoba: Presentación del libro DEL JEEP AL TORINO. La historia de IKA, primera planta automotriz integrada de Sudamérica, de James F. McCloud (Lenguaje Claro Editora)

Sobre el libro
DEL JEEP AL TORINO
La historia de IKA, primera planta automotriz integrada de Sudamérica
James F. McCloud
Lenguaje Claro Editora
Este libro, escrito por quien fue el máximo responsable de las operaciones de Kaiser en Argentina, se publicó en 1995 con el título The IKA Story como breve edición de autor. Desde entonces, los pocos ejemplares disponibles fuera del entorno familiar, además de culposas fotocopias, han circulado como un tesoro doblemente misterioso: por el limitado alcance y porque James F. McCloud lo escribió en su idioma materno, el inglés. “Fierreros” fanáticos de la línea IKA y de la tradición automovilística argentina en general al igual que estudiosos del desarrollo industrial argentino han abrevado de la información de primera mano que ofrece este texto autobiográfico con dificultad. Hasta ahora, que Lenguaje claro Editora publica la esperada traducción al castellano, supervisada nada menos que por Franco H. Cipolla, y la pone al alcance de todos. ¿Por qué se trata de un libro tan buscado? No fue escrito por un investigador, sino por un practitioner, alguien que fue presidente de la empresa y vivió como protagonista todo el proceso histórico, desde su instalación hasta su venta a Renault en 1967. Es la visión de un técnico experimentado que, ante la necesidad de sopesar el grado de integración vertical que debía tener la fabricación de los vehículos, debe hacer un diagnóstico integral de la industria y sus proveedores. McCloud cuenta aquí valiosos procesos a partir de la decisión de Kaiser Corporation de instalarse en Argentina, trasladar las instalaciones de la planta de Detroit y producir vehículos localmente, además de los entretelones de las negociaciones con el gobierno, el estado del arte industrial en el país y sus condiciones para el desarrollo de una industria automotriz, los planes de fabricación de cada vehículo y los clásicos obstáculos macro con los que tortura históricamente la Argentina a todo emprendimiento productivo, ya sea grande o pequeño.


Comentarios