lunes, 29 de agosto de 2016

CINE: Este jueves llega NERVE. UN JUEGO SIN REGLAS, una distopía juvenil basada en el best seller de Jeanne Ryan. Info del filme + Trailer + Info del libro


NERVE. UN JUEGO SIN REGLAS

FICHA TÉCNICA
Título original: Nerve
Dirección: Henry Joost y Ariel Schulman
Guión: Jeanne Ryan, Jessica Sharzer
Basado en la novela de Jeanne Ryan
Producción: Anthony Katagas, Allison Shearmur
Música: Rob Simonsen
Fotografía: Michael Simmonds
Montaje: Madeleine Gavin, Jeff McEvoy

Elenco: Emma Roberts (Vee Delmonico), Dave Franco (Ian), Emily Meade (Sydney), Juliette Lewis (Nancy Delmonico), Marc John Jefferies (Wes), Kimiko Glenn (Liv), Miles Heizer (Tommy), Machine Gun Kelly (Ty).

SINOPSIS
La aplicada estudiante del último año de secundario Vee Delmonico (Emma Roberts) está harta de quedarse siempre al margen y ver cómo la vida le pasa de largo. Cuando sus amigas la presionan para que participe en el popular juego online Nerve, Vee decide registrarse para superar un solo reto en lo que parece un poco de diversión inocente. Pero, cuando se ve arrastrada por la emoción de una competencia cargada de adrenalina, emparejada con un misterioso desconocido (Dave Franco), el juego empieza a dar un giro más siniestro, con pruebas cada vez más peligrosas, hasta llegar a un final de alto riesgo que decidirá todo su futuro.

Ambientado en las calles de la ciudad de Nueva York, donde jóvenes temerarios aficionados compiten en un juego a todo o nada que recopila toda su información online y explota sus mayores sueños y sus miedos más profundos, en este thriller, a mayor riesgo, mayor recompensa.


TRAILER OFICIAL SUBTITULADO


La complicada verdad es que los peligros de internet se entrelazan con sus placeres como la fascinación por la fama instantánea o la ilusión de contactar con grandes masas de gente. Nerve es la primera película en capturar todo esto y el resultado es un thriller exitoso y memorable.
Mick LaSalle, San Francisco Chronicle



El thriller más afilado, salvaje e impredecible que he visto este año. Sin sermonear ni parar a tomar aliento, explora la pobredumbre moral del deseo de fama y la complicidad con una audiencia que desea un entretenimiento cada vez más extremo.
Kyle Smith, New York Post

Una visión “a lo cómic” de cómo Internet se ha convertido en una arena de gladiadores del voyeurismo. Aunque cuesta dejar de ver la película, incluso cuando sabes que están jugando contigo.
Owen Gleiberman, Variety

A Joost y Schulman parece interesarles por encima de todo la dimensión de cuento moral dirigido a los millenials sobre los peligros de la Red y el anonimato virtual como acicate para los peores comportamientos, y eso han creado: una distopía juvenil en presente continuo.
Daniel de Partearroyo, Cinemanía

'Pokémon Go' se encuentra con la 'The Game' de David Fincher en esta entretenida sorpresa. Una película que conoce lo que la gente realmente quiere ver cuando piensan que nadie los está observando.
David Ehrlich, Indiewire

SOBRE EL LIBRO
NERVE
Jeanne Ryan
Alfaguara; 2016
A partir de 12 años
Para sobrevivir a este juego, lanzarte al vacío es tu única opción.


Vee normalmente se mantiene en segundo plano, pero no lo piensa dos veces cuando tiene la oportunidad de participar en un show de retos en línea. Sólo que no se percata de cuán escalofriantes serán los desafíos, ni de lo sádico que se puede volver un juego, o qué tan furiosos pueden llegar a ser los fans. Cuando Vee es elegida para concursar en NERVE -un juego anónimo de retos que se transmite en línea en tiempo real- descubre que el juego la conoce. La tienta con los premios que más desea y la pone en el mismo equipo del chico perfecto, Ian, quien tiene un pasado problemático y cuyo premio por terminar el juego sería emanciparse de sus padres. Si Vee gana, podría pagar sus estudios en una escuela de modas y sus prácticas de verano.
Al principio todo es muy emocionante: los seguidores de Vee e Ian los animan para que acepten desafíos cada vez más arriesgados con apuestas mayores. Pero el juego da un giro perverso cuando los encamina a un lugar secreto con otros cinco jugadores para la ronda del Gran Premio.
¿Hasta dónde llegará Vee para no perder NERVE?

Sobre la autora
Jeanne Ryan tiene once hermanos y su familia ha vivido en muchas partes del mundo. Pasó su primera infancia en Hawái y desde entonces siempre ha intentado volver allí. Mientras tanto, vivió en Corea del Sur, Michigan y Alemania. Antes de convertirse en escritora, probó dedicarse a otras cosas, como simulación de juegos bélicos o investigación sobre el desarrollo de la juventud. Al final decidió que son más divertidas las historias que las estadísticas. Aún sueña con Hawái, pero ha encontrado su hogar bajo los encapotados cielos del noroeste americano.

LOS DIRECTORES HENRY JOOST Y ARIEL SCHULMAN HABLAN DE NERVE
La pareja de directores formada por Henry Joost y Ariel Schulman, más conocida por su trabajo en "Catfish" y la serie de "Paranormal Activity", han creado una aventura urbana llena de acción que también ofrece perspicaces observaciones sobre la conducta online.
"Nuestro primer filme, ‘Catfish’, inició un diálogo nacional sobre identidad e Internet", comenta Joost. "Este ofrece una oportunidad similar para hablar de la forma en que todos nosotros, y los adolescentes en particular, nos comunicamos en la actualidad. Podemos hacer toda clase de cosas en Internet que tal vez no haríamos en la vida real".
En Nerve, cuando su mejor amiga reta a la estudiante de último curso de instituto de Staten Island Vee Delmonico a participar en el juego, se ponen en marcha una serie de acontecimientos que cambiarán su vida.
"Tomamos a una chica tímida, la sentamos delante de Internet y de pronto se siente inspirada a ser alguien que ayer no tenía el valor de ser", explica Schulman. "Alguien en el ciberespacio la reta a ser algo que tal vez no quiera ser. Vee desciende por la madriguera de conejo al lado oscuro de todo eso. Los espectadores online pueden resultar tremendamente seductores. De pronto, te encuentras publicando imágenes que jamás te atreverías a enseñarle a nadie y eso te acaba pasando factura".
El juego funciona a través de una aplicación para móviles, que permite a los posibles jugadores apuntarse y empezar a correr riesgos al momento. Conseguir dejarlo ya es otra historia. "Los seguidores tienen acceso a tu información personal de Facebook, Instagram, Snapchat y todo lo demás que estés usando", prosigue Joost. "Crean retos a medida según tus miedos y aspiraciones. Empieza como algo bastante sencillo y divertido, pero el juego intenta descubrir tus límites".
Joost y Schulman descubrieron el proyecto gracias a la productora Allison Shearmur, que pensó que los conocimientos de los cineastas sobre tecnología y cultura actual los convertían en los directores ideales para Nerve. "Se trata de cineastas jóvenes con mucho que decir sobre su generación", explica. "Su estilo narrativo es actual, auténtico y singular. La tecnología de la película es de un futuro sumamente cercano, pero los temas y las situaciones son de máxima actualidad".

Cada partida de Nerve dura únicamente 24 horas; entonces se elige un ganador y pasa a los siguientes participantes. "La película le plantea a los espectadores la misma pregunta que se hace la propia Vee", prosigue Schulman. "¿Eres un seguidor o un jugador? No solo en el juego de Nerve, sino en la vida misma. Vee ha jugado toda su vida sobre seguro, pero Nerve la lleva a correr riesgos, que pueden llegar a ser muy peligrosos. Si juegas, puedes hacerte daño, o puedes ganar, hacerte famoso y conseguir mucho dinero. Puedes seguir el camino seguro o arriesgarte. Todo depende de ti".
Tal vez el aspecto más preocupante del juego, sugiere Shearmur, es que no hay un único villano; la amenaza procede de los espectadores anónimos online. "El juego pasa de ayudarte a cumplir tus deseos de una forma desenfadada y divertida a convertirse en algo peligroso y amenazador. Como una turba que grita animando a dos gladiadores que se baten en duelo, la sed de sangre de la gente se vuelve sumamente inquietante".

Los cineastas recurrieron a fuentes poco convencionales en busca de inspiración para el ritmo y la dinámica energía del filme, entre ellos vídeos de aficionados que encontraron en YouTube. "Nuestra palabra clave a la hora de hacer esta película fue ‘diversión’", aporta Joost. "También queríamos que aprovechara de verdad la ciudad de Nueva York, que ya no se ve tanto como debería en el cine. Es colorida, dinámica y emocionante. Es una película de acción que se desarrolla en el mundo de Go-Pros y vídeos de iPhone. Al tratarse de una película sobre niños que tienen que cumplir retos, buscamos inspiración en Internet y encontramos cosas de lo más increíbles, que intentamos recrear".

Captar la inmediatez de un vídeo de YouTube en una película narrativa comercial fue complicado, reconoce. "Tiene que ver en parte con los ángulos de cámara y los cortes. Pero es cuestión fundamentalmente de mantener las cosas muy viscerales y poner al espectador en el punto de vista del jugador. Cuando Dave Franco monta en moto, vamos dentro de su casco. Vamos sentados detrás, con Emma Roberts. Somos la persona en la calle que está viendo pasar la moto. Hay que asegurarse de captar la escena pero, cuando quieres rodarla con una cámara minúscula y quieres que el actor sujete esa cámara, hay mucha presión para no pifiarla".

Los directores han incluido cameos de toda una serie de famosos de Internet, como el cómico y personalidad de las redes sociales Josh "The Fat Jew" Ostrovsky, la estrella de Vine Arielle Vandenberg, el cineasta de YouTube Casey Neistat y la artista de Internet Chloe Wise. "La película trata sobre Internet y la creación de estrellas de las redes sociales, así que nos pareció apropiado incluir a algunas de nuestras favoritas", explica Schulman.
"Buscamos en Instagram actores de procedencia insólita", agrega Joost. "Aportó a la película mucha energía y verosimilitud, y fue muy divertido trabajar con ellos".

Pese a toda la emoción y excitación que puede apreciarse en la pantalla, NERVE, UN JUEGO SIN REGLAS es además una fábula aleccionadora sobre el potencial de Internet para hacer daño, sobre todo a los jóvenes. Si el juego existiera de verdad, los cineastas creen que se haría popular al instante, pese a los riesgos, o tal vez a causa de ellos. "Si apareciera de verdad en la tienda de aplicaciones o algún enlace de la web oscura, mucha gente se apuntaría", asegura Schulman. "De pronto, habría cientos de chicos transmitiendo retos descabellados en directo a través de sus teléfonos. Espero que esta película ponga en marcha una conversación importante entre padres e hijos sobre la presión social".


No hay comentarios: